¿Pagan las iglesias impuestos sobre bienes inmuebles? Una guía útil

Para una organización como una iglesia, parecer digna de confianza debería ser la prioridad número uno. Al fin y al cabo, sólo puede tener un impacto positivo en su comunidad si confían en su influencia en la zona. Además, la confianza conduce a la lealtad, y usted la necesita de sus miembros para ayudarle a alcanzar los objetivos de su congregación, desde compartir su fe hasta ayudar a los menos privilegiados.

Para asegurarse de mantener la confianza en su nombre y marca, los líderes de las iglesias deben revisar continuamente su posición y actividades en relación con el pago de impuestos. Sí, hay muchas áreas en las que las organizaciones benéficas como las iglesias están exentas. Pero nunca dé por sentada una exención ni asuma que se aplica a todos los aspectos de sus actividades.

La pregunta de si las iglesias tienen que pagar el impuesto sobre bienes inmuebles es habitual cuando se habla de este aspecto de la gestión eclesiástica. Hemos recopilado una guía de referencia fácil para ayudarle a entender lo que el gobierno puede esperar de usted.

A efectos fiscales, ¿qué se considera una iglesia?

El IRS tiene directrices estrictas que determinarán cuándo las iglesias están exentas de impuestos sobre la propiedad. Por un lado, su organización debe ser reconocida como una iglesia. El IRS buscará características incluyendo, pero no limitado a:

  • Si tiene una existencia jurídica diferenciada
  • Debe existir una forma reconocible de culto
  • Disponer de códigos de disciplina y doctrina
  • ¿Tiene literatura propia?
  • ¿Organiza la organización reuniones con regularidad?
  • Un lugar de culto específico y establecido

¿Pagan las iglesias impuestos sobre bienes inmuebles?

En general, las iglesias pueden ahorrar mucho en el pago de impuestos si no pagan el impuesto sobre bienes inmuebles por algunos de sus bienes. Sin embargo, la exención sólo se concede en determinadas circunstancias.

¿Qué dice la ley?

Las iglesias forman parte de la categoría de organizaciones sin ánimo de lucro que no suelen tener que pagar impuestos por sus propiedades. Incluso puede utilizar este beneficio en los casos en que alquile una propiedad, ya sea para el culto o simplemente para el aparcamiento de los miembros. A pesar de que el contrato de alquiler estipule que usted es responsable de los impuestos, solicite una exención y podrá acogerse a ella en muchos casos.

Tenga en cuenta que varios detalles determinan su situación de exención. Por ejemplo, incluso el tamaño de su congregación puede afectar al resultado de su solicitud.

También es inteligente investigar otras vías para obtener la exención fiscal. Dependiendo de sus actividades, podría aplicarse la exención de asistencia social, o puede haber beneficios de impuestos sobre la propiedad si su congregación dirige una escuela en las instalaciones. Merece la pena pedir consejo a un profesional, sobre todo a uno que conozca las leyes fiscales estatales y locales, no sólo las directrices fiscales federales.

El papel de la legislación estatal frente a la federal

Si tiene una iglesia en Estados Unidos, infórmese sobre la legislación fiscal de su estado. Legalmente, nada impide a un estado ajustar las leyes del impuesto sobre bienes inmuebles relativas a las iglesias. Es posible que pueda optar a determinados pagos o exenciones de los que ni siquiera es consciente.

¿Qué propiedades deben gravar las iglesias?

El uso que haga de su propiedad influye mucho en si pagará impuestos o no. Por ejemplo, una iglesia puede empezar a obtener ingresos alquilando las instalaciones a otras personas u organizaciones cuando la congregación no las esté utilizando. Si empieza a hacer esto, dependiendo de los detalles de estas actividades y de las leyes fiscales de su zona geográfica, existe la posibilidad de que una iglesia pierda la exención fiscal.

¿Por qué las iglesias no pagan impuestos?

Las legislaciones fiscales de los distintos países difieren en sus planteamientos cuando se trata de que las iglesias paguen impuestos. Sin embargo, suele haber muchas posibilidades de exención para estas organizaciones.

En algunos casos, se trata simplemente de un trato favorable a las organizaciones que hacen el bien. En otros, está motivado por la separación de Iglesia y Estado. Por ejemplo, en Estados Unidos esta perspectiva se menciona en la Constitución y su motivación es que el gobierno no debe involucrarse en la religión.

Otro punto de vista es el hecho de que el pago de impuestos es por servicios prestados por el Estado. Sin embargo, una iglesia no se beneficia de diversos servicios gubernamentales, como la educación pública. Por ello, la gente considera justo que no todos los impuestos se apliquen a estas entidades.

También hay beneficios para sus miembros en este escenario. Tal vez se pregunten si las donaciones a la iglesia son deducibles de impuestos. Y la buena noticia es que, dado que las iglesias pueden considerarse organizaciones sin ánimo de lucro, las donaciones de muchos miembros les beneficiarán cuando hagan su declaración de la renta. Por esta razón, recuerde proporcionarles los estados de donaciones. Esto es muy fácil si utiliza herramientas de gestión de iglesias fáciles de usar, como ChMeetings, con una función de «Donaciones». Desde la habilitación de los pagos en línea hasta la compilación de informes y extractos, todo puede realizarse de forma automatizada.

Obtener beneficios fiscales: ¿qué debe hacer su iglesia?

Entonces, ¿están las iglesias exentas del impuesto sobre bienes inmuebles? A menudo, sí. Pero no es una exención automática. Hay que solicitarla. También puede preguntarse si las iglesias tienen que declarar impuestos. Para proporcionar al gobierno la información necesaria para que pueda disfrutar de los beneficios fiscales, tiene que presentar ciertos formularios.

En la mayoría de los casos, es posible que tenga que solicitar la exención anualmente. Compruebe las directrices de su país y estado para conocer los detalles.

¿Qué impuestos pagan las iglesias?

A pesar del inteligente planteamiento de mantener separados el Estado y la Iglesia en muchos países, las congregaciones tienen una responsabilidad hacia las sociedades en las que viven. Por lo tanto, es justo que se apliquen algunos pagos de impuestos, ya sea para los empleados de la iglesia o para la organización en su conjunto, como por ejemplo:

  • Impuestos sobre la nómina
  • Impuesto sobre la renta de los clérigos
  • Impuesto sobre los rendimientos del comercio y los beneficios de actividades empresariales no relacionadas con la misión religiosa central.

ChMeetings para facilitar la gestión fiscal y eclesiástica

Esperamos que esta información sobre la cuestión de si las iglesias tienen que pagar impuestos sobre la propiedad, le tranquilice sobre un aspecto de la gestión financiera de su iglesia. Pero sabemos que hay muchos aspectos de la administración de una congregación que pueden ser difíciles de gestionar. Esta es la motivación detrás de varias características de nuestro software de gestión de la iglesia, que incluye una aplicación.

Incluso le ayudamos a alinearse con sus políticas ayudándole a agilizar procesos como la investigación de antecedentes y la elección de diócesis. Y con múltiples funciones financieras que tanto usted como sus miembros pueden utilizar -incluso pagos en línea- puede tener menos de qué preocuparse y más tiempo para cuidar de su congregación.

Si tiene alguna otra pregunta sobre la gestión de la iglesia, háganosla llegar. Estamos aquí para ayudarle.

Share this post